<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d220769798463066039\x26blogName\x3dIrreverenTV\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://irreverentv.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://irreverentv.blogspot.com/\x26vt\x3d8486091182551506440', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El costeño; prensa popular desde Quintero

domingo, 16 de septiembre de 2007

Diversos estudios médicos a lo largo del planeta han establecido fehacientemente la trágica relación entre contaminación y enfermedades de diversa índole. En nuestro país, las comunidades afectadas han debido soportar, no solo la exposición a material peligroso, sino también la indiferencia de unas autoridades políticas sumidas en un sueño de progreso y cifras duras, en el que solo cuentan las ganancias del empresariado y los réditos políticos, pero que condenan a un grupo de modestos seres humanos a sufrir las amargas consecuencias de las economías de mercado.

No cabe ninguna duda de que el cáncer es una enfermedad recurrente en los asentamientos humanos que rodean la bahía de Quintero. Así lo palpan quienes viven en Ventanas, Los Maitenes, Campiche o La Greda. Casi todos tienen un pariente o conocido que padece o ha muerto de cáncer y una larga y tenebrosa sospecha: Después de un largo plan de descontaminación que a la fecha lleva 13 años, no tenemos antecedentes de parte de fuentes imparciales que nos permitan saber si los actuales niveles de dióxido de azufre y material particulado que respiramos son seguros para nuestras familias, siendo a la fecha los únicos parámetros de la situación ambiental las redes de monitoreo que administran y mantienen las propias empresas.

Según la red de monitoreo, en los últimos años la norma primaria chilena en la zona se ha cumplido, no obstante ha alcanzado niveles superiores al 80% del máximo permitido en sectores como la Greda y los Maitenes para material particulado y cercanos al 80% del máximo nivel autorizado para dióxido de azufre en Los Maitenes y Quintero.
En una encuesta realizada por el Consejo Ecológico de Puchuncaví durante el 2004 sobre la situación de salud y causas de muerte en la comunidad se observa que la principal causa de muerte para las localidades de las Ventanas, Puchuncaví y la Greda es el cáncer siendo esta última localidad la que presentó el mayor porcentaje con un 47%, por otra parte se observan en la comuna un alto nivel de deformación en recién nacidos, nivel que según el ex director de salud de la Municipalidad de Puchuncaví se encuentra entre los más altos a nivel nacional.

ESTE CÁNCER NOS ESTÁ MATANDO
Los pobladores que conviven con el parque industrial de Quintero- Ventanas señalan que su promedio de vida disminuye, han fallecido personas de 60, 50 y hasta 40 años, eso indica que la esperanza de vida de una persona que nace y se establece aquí no excede esos límites, es el caso de Santiago Ramírez quien fuera hospitalizado por un resfriado, le detectaron un cáncer a un pulmón intentaron intervenirlo pero no era posible porque ya se había ramificado por todo su aparato respiratorio. Erica Galarce dirigente de la población Villa Esperanza de Ventanas dice “tenía sólo 45 años y ninguna posibilidad de desarrollar el cáncer al pulmón, era un joven deportista, evangélico, no consumía nada de alcohol o cigarros” enfatiza. Los cánceres gástricos, respiratorios, al esófago son recurrentes hasta en los niños, los habitantes lo atribuyen al consumo de agua y alimentos por eso la comunidad exige la realización de exámenes médicos.
Por su parte Juan Carlos Retamal Emihueque, hijo de un ex trabajador de Enami (hoy Codelco) y madre mapuche enfatiza “Mi Papá Juan Retamales olivos, tiene 65 años, 35 de ellos los trabajó en ENAMI, está entre las estadísticas de ex funcionarios que podían contraer enfermedades catastróficas por tipo de material manipulado, el sufre un cáncer al colon, está luchando en sesiones de quimioterapia para intentar de vivir un par de años más”, además añade “mi madre tiene declarado un cáncer a la vesícula y hoy está internada, ella se niega a consumir medicamentos, es descendiente mapuche y se entregó a su fe y lo que quiere es poder conseguir medicina mapuche y las yerbas medicinales de su cultura”, dando cuenta de un mundo cultural excluido y aún renegado por el estado, pero que transciende barreras ancestrales.
posted by irreverenTV, 20:01

0 Comments:

Add a comment